Mexico
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 

En la magna manifestación que el Sindicato Mexicano de Electricistas encabezó  (SME) en el Estadio Azteca a casi un año de la desaparición de Luz y fuerza del Centro el Secretario General el compañero Martín Esparza informó la intención del sindicato de establecer una Asociación Política Nacional (APN) con el objetivo de disputarle espacios a la oligarquía, defender los derechos de los trabajadores y las masas populares e incluso participar en las elecciones del 2012 como un nuevo partido de izquierda y con un candidato propio.

La magna manifestación del estadio Azteca es una muestra clara de que el SME sigue vivo, que no ha sido doblegado y que, con una táctica y estrategia correcta, puede triunfar.

 

Esta iniciativa expresa la necesidad del movimiento del SME (que es un movimiento de todos los trabajadores) de encontrar una expresión política que responda a los intereses de los trabajadores, la necesidad de construir una organización política proletaria, es la aceptación del hecho de que las medidas legales por sí mismas no llevan a ningún lado; sin duda, será una oportunidad para discutir el tipo de programa, táctica y estrategia que necesitamos para  mejorar nuestras condiciones de vida; de acuerdo con lo que el compañero Esparza ha señalado a esta iniciativa se sumaran los mineros y sectores de la UNT. Los compañeros organizados en torno a Tendencia Marxista Militante (CMI) saludamos la iniciativa porque es una oportunidad para que los trabajadores debatamos y elevemos juntos nuestro nivel político y defendamos un programa clasista.

 

Nos parece que la APN debe ser una iniciativa que sea parte integrante del movimiento de masas con más arrastre desde tiempos de Lázaro Cárdenas: el movimiento que se aglutina en torno AMLO, un movimiento que se ubica a la izquierda. Las masas que participan en éste movimiento defienden instintivamente un cambio radical, han reconocido al enemigo de clase que son los oligarcas y los potentados (otra manera de llamar a la burguesía como clase), quieren echar abajo el modelo neoliberal y ven como alternativa a AMLO quien se ha constituido como el personaje a quien las masas más conscientes de la población ven como aquel que llevará esas medidas una vez que llegue a la presidencia; por ello luchan en contra de la derecha del PRD totalmente subordinada a los potentados, en contra de las alianzas contra natura y del candidato de la burguesía para el 2012 que  es Peña Nieto.

 

El 2012 representa un movimiento de masas que ya ha comenzado y en el que probablemente se concentren todas las tensiones y contradicciones acumuladas. Los marxistas nos pronunciamos por participar en el movimiento, que incluye tanto la lucha sindical del SME y su posible ANP y a la lucha que encabeza AMLO, estamos por pugnar en su seno un programa socialista. Así mismo establecer un dialogo y participar dentro de ese movimiento constituye la clave de una salida diga al movimiento del SME, los llamados a que Calderón cambie de política, los coqueteos con el PRI o con la derecha del PRD no son ninguna alternativa y, en cambio, puede alienar el apoyo que la lucha del SME ha ganado por derecho propio.  Nos parece que los objetivos de los millones de explotados que apoyan a AMLO (que son los aliados naturales del SME) son los mismos objetivos que se pretenden defender en la APN; La consecuencia lógica necesaria sería combinar la lucha de masas de las organizaciones sindicales democráticas con el movimiento que gira en torno a AMLO, esta es la única unidad que permitirá a los trabajadores un futuro de lucha y de triunfo.

 

La APN o la organización política que surja de la iniciativa del SME puede ser un aglutinante muy importante para la clase obrera que al participar en el masivo movimiento de AMLO permita radicalizarlo y dotarlo de un programa de clase; ello sólo puede lograrse si se interviene dentro del movimiento de masas; esta idea no implica, de ninguna manera, sumarse acríticamente al movimiento de AMLO o diluirse en él, debe implicar la libertad de los trabajadores para defender de manera políticamente independiente nuestras propias demandas. Los compañeros de Militante defenderemos y argumentaremos, como siempre lo hemos hecho, la necesidad de dotar al movimiento de un programa socialista que sea defendido por las masas trabajadoras que incluya la expropiación de la banca la tierra y la industria bajo control obrero. La unidad del movimiento no implica dejar toda movilización y concentrarla únicamente a la vía electoral; podemos y debemos participar en el movimiento de AMLO defendiendo la idea de la huelga general, el derrocamiento de Calderón. Por otro lado la táctica de los trabajadores no excluye el tema electoral y por ello debemos impulsar al candidato que apoyan millones de explotados al mismo tiempo que defendemos un programa de clase.

 

Son las bases del movimiento de AMLO y todos los sindicalistas honestos (que en la mayoría de los casos simpatizan con el movimiento de AMLO) los que hemos defendido al SME de manera consecuente, cualquier iniciativa de dividir al movimiento nos debilitaría a nosotros mismos dando más facilidades a la clase dominante para que imponga a un presidente totalmente sometido a sus intereses. El movimiento en torno a AMLO es un movimiento en el que están credencializadas 2.5 millones de trabajadores, campesinos, amas de casa; es necesario que los movimientos populares más representativos de la historia reciente no dividan sus caminos; recordemos que una táctica  que llame a luchar separados en una táctica de aislamiento y  derrota, una táctica que llame a golpear juntos, aun respetando identidades propias  es una táctica  de victoria.

 

¡Viva la lucha heroica del SME!

¡Viva la unidad de los explotados!

¡Frente único en la acción!

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí