Se suele decir que la gente tiene el gobierno que se merece y esta idea no nos parece correcta. Trotsky lo explicó en su magistral artículo, Clase, Partido y Dirección. Las mismas personas pueden, y ocurre de hecho, tener gobiernos muy diferentes en un espacio de tiempo muy corto.

La victoria de la derecha en las últimas elecciones, a pesar de haber sido ampliamente anunciada por todas las encuestas, ha causado desconcierto y consternación en los círculos de izquierda, así como en cierto número de trabajadores y jóvenes, preocupados por lo que pueda hacer el próximo gobierno dirigido por Giorgia Meloni. Sin embargo, es inútil lamentarse. Al contrario, se debe mantener la sangre fría, analizar seriamente las causas del resultado electoral y, sobre todo, definir una perspectiva clara de lo que será el escenario político después de las elecciones.

En las últimas 24 horas Rusia ha realizado una serie de anuncios importantes en relación con la guerra en Ucrania: movilización parcial que afecta a 300.000 personas, referéndums en los territorios ocupados por Rusia en Ucrania sobre su anexión a Rusia, endurecimiento de las penas por delitos relacionados con el servicio militar y la advertencia de que Rusia utilizará “todos los medios a su alcance” para proteger su integridad territorial.

El domingo fue elegido en Italia el que ha sido descrito como el gobierno “más derechista” desde la Segunda Guerra Mundial, con Fratelli d'Italia [Hermanos de Italia], liderado por Giorgia Meloni, emergiendo como el primer partido, con el 26 por ciento de los votos ¿Cómo se explica este aumento de votos para un partido que en 2018 consiguió apenas el 4,3% y solo 32 diputados y 18 senadores? ¿Qué perspectivas se abren?

Tras la muerte de la Reina, los dirigentes sindicales han cancelado las huelgas previstas "por respeto" a la Familia Real. Pero los conservadores y la patronal no han detenido su guerra de clases. El movimiento obrero debe movilizarse para derribar su sistema.

Los italianos tienen una frase para esto: È Finita la Commedia - la comedia ha terminado. Tras 10 días de "luto nacional" impuesto oficialmente, el lunes 19 de septiembre se celebró en la Abadía de Westminster -la histórica iglesia donde se coronan los reyes y reinas de Gran Bretaña- el funeral de Estado de la reina Isabel.

La campaña electoral más racista, nacionalista y desconectada de Suecia que se recuerda ha producido, como cabía esperar, un gobierno con una política para empeorar la vida de los trabajadores, mientras culpa a los inmigrantes. Estas mentiras racistas no pueden ocultar los enormes problemas a que se enfrenta la población sueca. Debemos prepararnos para la lucha de clases.