Cuestión nacional
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

"Barcelona ha visto más combates de barricadas que ninguna otra ciudad del mundo", escribió Engels en 1873. Ayer [15 de octubre], Barcelona mantuvo esta reputación. Varias organizaciones republicanas y democráticas convocaron vigilias pacíficas en Catalunya para protestar contra las condenas a que se enfrentan los presos políticos. En Barcelona, así como en otras localidades, los manifestantes, incluidas familias, personas mayores y niños, fueron atacados por la policía antidisturbios española y catalana, cargando con porras, balas de goma y dispositivos paralizantes.

Esto viene después de los episodios de represión brutal en el aeropuerto de Barcelona. Todo esto ha avivado la ira y la frustración, que se basa en la indignación provocada por las sentencias, produciendo una mezcla explosiva. Docenas de barricadas se levantaron anoche a través de la ciudad después de las cargas policiales. Los chalecos amarillos son una inspiración, pero también los movimientos en Hong Kong y Ecuador. La creación de barricadas no fue obra de pequeños grupos de manifestantes, sino de miles de jóvenes enfurecidos. El lunes, como ayer, han sido los jóvenes los que han estado a la vanguardia de la lucha.

Más protestas están programadas para los próximos días. Se ha convocado una huelga general para el viernes. Ayer, los trabajadores portuarios en Barcelona votaron para unirse al paro. Aunque esta huelga ha sido organizada por sindicatos minoritarios, se convertirá en un día de acción masiva donde la clase trabajadora organizada entrará en escena. Ayer, hubo refriegas entre la policía y los bomberos que habían sido llamados para apagar incendios en las barricadas. Los bomberos y los estibadores jugaron un papel clave en los acontecimientos de octubre de 2017.

En las circunstancias actuales, la conciencia avanza a pasos agigantados. Las sentencias han servido para desacreditar aún más al régimen a los ojos de las masas en Catalunya y también en otras partes de España. Pero, lo más importante, estos acontecimientos están ayudando a lograr el proceso necesario de clarificación política y diferenciación dentro del campo republicano. Existe una gran contradicción entre la naturaleza de la lucha por la autodeterminación en España, que es una tarea revolucionaria, y el carácter de los líderes al frente del movimiento: los nacionalistas cobardones y pequeñoburgueses de ERC y PDECAT .

La policía catalana, los mossos d'esquadra, que ha llevado a cabo la mayor parte de la represión, sigue las órdenes del gobierno catalán. Estos dirigentes se encuentran en una situación imposible, derramando lágrimas de cocodrilo por las sentencias y declarando que apoyan las protestas, pero también aplicar mano dura con fuerza para mantener "la ley y el orden" y, lo más importante, para evitar una mayor confrontación con el Estado español. que se apoya hábilmente en estos dirigentes cobardes para mantener el control sobre la situación.El gobierno central amenaza con suspender la autonomía catalana (parcial o completamente) si las autoridades catalanas no controlan las protestas. Hoy, Pedro Sánchez se reúne con los líderes de la oposición Pablo Casado (del PP de derecha), Albert Rivera (de Ciudadanos) y, escandalosamente, Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, que solía defender la autodeterminación pero ahora ha adoptado una vergonzosa posición equívoca Discutirán posibles formas de fortalecer el puño del Estado en Cataluña y endurecer la represión. España se dirige a las elecciones generales el 10 de noviembre, y todos los partidos principales están jugando la carta nacionalista española. Esto puede obligar a Sánchez a empujar la represión más allá de lo que pretendía, algo que solo servirá para agregar combustible a las llamas.

Estas intimidaciones están teniendo el efecto deseado, ya que el gobierno catalán de Quim Torra está lanzando policías antidisturbios contra sus propios partidarios y, por lo tanto, se ha visto envuelto en una profunda crisis. Sus piruetas retóricas para tratar de encubrir esta hipocresía (alegando una acción policial dirigida a "proteger a los manifestantes") es repugnante y artificial. Torra se encuentra entre el martillo del Estado y el yunque de las masas catalanas. Ha llegado el momento de que la CUP, la extrema izquierda del movimiento republicano, arroje el guante a estos partidos y explique que se necesita una dirección nueva y revolucionaria. Lamentablemente, hasta ahora no han podido hacerlo, y han pedido al ERC y al PDECAT que emitan una declaración oficial conjunta contra las sentencias (que este último rechazó por temor a las consecuencias legales).

Las masas muestran un valor y una energía extraordinarios. Pero hay un límite para la acción espontánea. Si no se presenta una estrategia clara, el movimiento eventualmente se esfumará.La tarea práctica es estimular la formación de asambleas y comités de lucha en cada barrio, centro de trabajo y facultad, y centralizarlos y coordinarlos, convirtiéndolos en la fortaleza revolucionaria que el movimiento necesita desesperadamente.

LEER TAMBIÉN:  (15 Octubre)