Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La asamblea de trabajadores de Linamar, en Vitoria-Gasteiz, ha decidido aceptar la última propuesta patronal y poner fin a la huelga que ha sido secundada masivamente por los trabajadores desde el 2 de mayo hasta el 21 de junio.

La fábrica de Vitoria, con 65 trabajadores muy cualificados, es parte de la multinacional canadiense Linamar y está especializada en tecnologías para la fundición de aluminio, magnesio y hierro. El objetivo es proveer a las fundiciones de moldes utillajes y herramientas para la producción de piezas sobre todo de automoción. Informamos más extensamente de la huelga en el artículo de luchadeclases.org publicado el 31 de Mayo y el 1 de junio en marxist.com en inglés para su difusión en Canadá.

La huelga ha sido dura y se produjo al romper la dirección de la multinacional la inercia de estabilidad y negociación de la que tradicionalmente han disfrutado los trabajadores de la empresa, los salarios son dignos y tradicionalmente se han revalorizado con el IPC, las condiciones de trabajo son aceptables. Nunca hasta ahora la plantilla había tenido que recurrir a la huelga para negociar un convenio colectivo.

Sin embargo, el desembarco de la nueva dirección de la multinacional queriendo introducir flexibilidad (habría que decir explotación), congelar los salarios y no consolidar los aumentos salariales que se pactasen, junto con una actitud de acoso hacia los trabajadores incluidos los miembros del comité de empresa, que se opusiesen a sus planes, los despidos arbitrarios de 3 trabajadores por parte de la dirección puso en pie de guerra por primera vez en su historia a la plantilla.

El Comité de empresa nos ha informado de los resultados de la huelga: El ámbito temporal será del 2022 al 2026.

La jornada laboral anual será de 1696 horas, con una reducción de 7 horas sobre el convenio anterior. Los incrementos salariales crecerán hasta el 3.5% y serán consolidables. Regulación del bolsín  ya existente que será mas favorable a los trabajadores y gratificaciones, y regulación de la incapacidad temporal que suponen mejoras sobre el convenio anterior.

Uno de los 3 despedidos ha sido readmitido.

El debate y la aprobación en asamblea no ha estado exento de cierta polémica, un sector de los trabajadores sintiendo haber sido empujados a la huelga por la actitud agresiva de la dirección, querían continuarla para conseguir todos sus objetivos.

Los trabajadores de Linamar consideran que la lucha ha sido positiva, que han conseguido hacer desistir a la dirección de la empresa de sus objetivos de flexibilidad que perseguían con el bolsín de horas, que han parado la actitud persecutoria de la dirección y se ha mejorado el convenio de empresa, aunque de forma modesta, lo que no es poco en las actuales circunstancias.

Hay un gran logro en esta huelga, que no aparece escrito en el acuerdo, que es la lucha misma, la solidaridad, la necesidad de la organización y participación colectiva en la huelga mediante las asambleas, piquetes, y sobre todo ese sentimiento de que sin los trabajadores no sale una sola pieza de la fábrica, en definitiva, ese sentimiento como asalariados que nos une por encima de las características individuales de cada uno, esta experiencia de la huelga quedará en la conciencia de la plantilla.

Consideramos que con un enorme esfuerzo esta batalla se ha ganado. Pero los trabajadores estamos inmersos en una guerra de clases, todos nuestros derechos, salarios y beneficios sociales están en el punto de mira y solo la organización y lucha nos permitirá vivir con dignidad. 

Iosu Foronda  24-6-2022 Vitoria Gasteiz.  

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí