×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 279

Hacemos un llamamiento a todos los afiliados/as, delegados/as, trabajadoras/es, ciudadanía en general, a desplegar la máxima solidaridad con los compañeros Antonio Núñez y David Bernardo, ex presidente y ex secretario del Comité de Empresa del Hotel Puente Romano, despedidos hace diez meses por defender los derechos de sus compañeros/as.

En Marina de Massa, Italia, los pasados días del 2 al 7 de agosto, se desarrollo el congreso mundial de la Corriente Marxista Internacional, con una asistencia de más de 270 compañeros de prácticamente todos los continentes del mundo.

Tras más de 110 km de marcha a lo largo de seis días y atravesar varias comarcas de Barcelona y pasar por 15 ciudades, la II Marcha contra el paro, la precariedad y en defensa de los derechos sociales llegó a la ciudad de Barcelona donde fue recibida en Plaza Urquinaona por la ciudadanía solidaria, parados/as que habían participado en alguna etapa del recorrido:

Ayer la Ertzaintza se empleó a fondo desde primeras horas de la mañana para impedir que los piquetes pudieran siquiera cumplir su labor de información sobre la huelga. Esta actitud provocó momentos de tensión, especialmente en el Artium, cuando estuvieron a punto de cargar contra miles de personas que protestaban de que se hubieran lanzado como bestias en contra de un grupo de trabajadores que querían distribuir propaganda dentro del museo.

“Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados. Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque no nos animamos a pelear”. Esta frase de Ghandi revela con crudeza el dilema para la clase trabajadora: “luchar o claudicar, esa es la cuestión”.

 

En el mes de diciembre del año pasado se llevo a cabo en Copenhague - Dinamarca la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, dicho encuentro fracaso por no existir por parte de los países industrializados que contaminan mas, el mínimo de interés en cambiar su forma de producción que se basa en la depredación de los recursos naturales sin importarles el daño que se hace a todo el mundo y también el daño a todos los seres vivos. El último día de la cumbre en Copenhague, pocos jefes se opusieron abiertamente al texto planteado por Estados Unidos, China y otros países. Entre ellos estuvo Evo Morales que condenó, en términos particularmente firmes el acuerdo presentado, un texto que ignora todo tipos de recomendaciones que se hicieron sobre el cambio climático y también que no tiene ningún tipo de compromiso obligatorio y sin garantías financieras para los países más pobres. En respuesta al fracaso de la cumbre oficial de Copenhague, el gobierno de Bolivia lanzó la Cumbre Climática Mundial de los Movimientos Sociales que se realizó el mes de abril del 2010 en Cochabamba.